• +34 646 435 718
  • info@luasmiel.com

Arquitectura civil

Arquitectura civil

Arquitectura civil

Vista de la población donde destaca el castillo en lo alto.
El Castillo de Castellote se encuentra emplazado sobre un abrupto escarpe rocoso que domina la población. Fue ordenado construir por Alfonso II en el siglo XII, sobre una fortaleza reconquistada a los musulmanes por Alfonso I. Pese a la importancia que tuvo en el pasado, los únicos elementos importantes que se conservan son una sala que podía ser una capilla y la Torre del homenaje, situada en el extremo del recinto y de casi 12 m de ancho, que quedó muy rebajada tras su dinamitación en las Guerras Carlistas. También perduran varias murallas y torreones, restos del recinto fortificado que lo rodeaba.13 La topografía del enclave determina que su planta sea irregular.
Portada de la Iglesia de San Miguel.
El Torreón Templario es un edificio de gran interés que mantiene los componentes arquitectónicos de las dos funciones que ha tenido a lo largo de la historia: la más antigua, de apoyo a la defensa del castillo, y la más reciente, de cárcel. Rehabilitado e inaugurado en 2007, alberga un centro de interpretación de la Orden del Temple.

En la parte alta de la localidad está el Lavadero, probablemente de origen medieval y rehabilitado recientemente. El recinto conserva una fuente bajo arco de medio punto construido con piedra sillar.

El Puente del Gigante o Acueducto de las Lomas es un acueducto que sirvió para canalizar las aguas que abastecían la villa. Posee once arcos de mampostería que salvan el tramo de mayor desnivel. El último arco, llamado «Puente del Gigante», tiene una altura de 14 m y fue restaurado en el siglo XIX, de acuerdo a la inscripción que aparece en el sillar central.

El edificio del Ayuntamiento es de origen gótico, estando situado sobre una lonja de arquerías de sillería dentro del recinto amurallado de la población. La fachada en arco de medio punto de ladrillo en el piso superior es de una época más tardía.

Castellote posee varias casas palaciegas. La Casa Gordiano es un edificio de grandes dimensiones construido en el siglo XVI cuya fachada es típica del renacimiento aragonés. La Casa Planas, con sus tres plantas, es un buen ejemplo de arquitectura civil del siglo XIX en el medio rural. Otras dos casas son dignas de mención, la de las Pepetas y la de Don José, esta última con amplios balcones con rejería.